Big Bang Broderie Geneva Days!

Admirado por su personalidad inimitable y su excelencia tecnológica, símbolo absoluto de la fusión y muestra de la creatividad desenfrenada de la marca suiza, el Big Bang encarna el ADN de Hublot. Una filosofía del lujo que trasciende los códigos establecidos. Así lo acreditan las dos nuevas series limitadas Big Bang Broderie Sugar Skull 41MM y Big Bang Broderie 41MM presentadas en el Salón de Ginebra 2016, combinación de feminidad extrema e innovación llevada al paroxismo, que consagra por segundo año consecutivo el bordado sobre organza de seda de Saint-Gall. Ha nacido un nuevo ícono, cómplice de la mujer, cuya independencia se afirma en su estilo y en su espíritu.

Decididamente en vanguardia de la investigación de los más avanzados materiales de alta tecnología y salvaguardando el saber tradicional, puente entre un pasado que lleva la impronta de los maestros relojeros de mayor talento y un futuro que se alimenta de ideas artísticas visionarias, Hublot experimenta con maestría todas las posibilidades. En esta casa la innovación no tiene límites. Es su principio fundamental. El Big Bang es un ícono indiscutido del arte de la fusión, nacido para hacer tambalear las normas establecidas, que con el paso del tiempo demuestra su capacidad para crear artículos exclusivos. Tras haber utilizado la resina compuesta, el carbono, la cerámica, inventado el Magic Gold, tomado prestado el tejido vaquero tan indispensable en nuestro vestuario y en sus propuestas relojeras, Hublot libera en 2015 el bordado sobre organza de seda de las ideas preconcebidas y de los prejuicios que lo constreñían. La marca suiza ha vestido su Big Bang con este bordado que hasta ahora era ajeno a los ambientes clásicos de la alta costura, de la moda y de la lencería. Pulsera y esfera, pero no solo eso. En 2015, primera vez en la historia de la relojería, “encapsulado” en fibra de carbono, el material arácnido bordado se convierte en armazón para crear la esfera y la luneta de carbono de su reloj. Una verdadera proeza técnica cuya ejecución exigió varios años de investigación y desarrollo. Símbolo de una feminidad afirmada y de un glamour incuestionable, fusión de dos destrezas suizas, este primer Big Bang Broderie se ha erigido además en ganador del prestigioso Premio al Mejor Reloj de Señora en el Gran Premio de Relojería de Ginebra 2015.

La Fusión de Dos Savoir-faire Helvéticos

Llevando el arte de la fusión a su máxima expresión, afirmando su voluntad de sacar el bordado de su ámbito de aplicación tradicional y experimentar otra identidad, Hublot se dirigió naturalmente al mago de los bordados helvéticos: Bischoff. Empresa vanguardista en términos de innovación, rendimiento y creatividad, la marca suiza Bischoff, de renombre internacional, es una de las voces más autorizadas en este sector. En 2014, esta compañía recibió, en la categoría de lencería, el prestigioso título de Creador del Año en el marco de la muestra “París, capital de la creación”. En sus talleres de Saint-Gall, cerca de Zúrich, los maestros artesanos de Bischoff crearon un bordado sobre organza de seda delicadamente bordado con arabescos florales, en el que se revela con sutileza el motivo de la calavera destinado a la esfera.

Hublot cree que Dios creó a la mujer, y Hublot ha creado para ella el Big Bang Broderie. Interpretado de manera inesperada y fuente de inspiración inagotable, traspuesto al arte de la fusión, donde revela toda su modernidad y su potencial creativo, el bordado de Saint-Gall decora el Big Bang por segundo año consecutivo en dos nuevas series limitadas: Big Bang Broderie Sugar Skull 41MM y Big Bang Broderie 41MM

This post is also available in: English